sábado, 6 de septiembre de 2008

EPONIMOS DE LARA


Juan Jacinto Lara

Procer incansable por la causa republicana, el Gral. Juan Jacinto Lara Meléndez, nació el 28 de mayo de 1778 en la ciudad de Carora, hijo del español don Miguel de Lara y de doña Juana Paula Meléndez, oriundo de Carora. Posteriormente este insigne larense se dedica al comercio de ganado que transporta desde los llanos a la ciudad de Caracas. Al iniciarse los acontecimientos del 19 de abril de 1810 se adhiere a los jóvenes revolucionarios de la Sociedad Patriótica de la Metrópolis.


El comienzo de su abnegada actuación es en el sitio de Valencia y San Carlos. La Junta Suprema de Caracas le da el nombramiento de Comandante de las Milicias de Ospino y Araure (1811-12). Combatió destacadamente en Guasdualito, Cúcuta, Los Horcones (en Barquisimeto), San Pedro, El Yagual, Mucuritas, Niquitao, Mucuchíes, Taguanes, Las Trincheras, Vigirima, Carabobo (primera batalla), Calabozo, Gámeza, Pantano de Vargas, Boyacá, Payara, Bogotá, Jujure, San Antonio de Apure, Cirigurara, Valle de Upar, La Laguna, Junín, Corpahuaico y Ayacucho fueron testigos de su infatigable denuedo y bravura.


Desempeñó importantes cargos como:


Comandante General de las Misiones del Caroní
Comandante Jefe Civil y militar de los llanos de Calabozo
Jefe de las Milicias de Ospino y Araure
Gobernador de las provincias Neogranadinas (Colombianas) de Santa Marta y Cartagena
Intendente de los departamentos peruanos de Arequipa, Cuzco y Ayacucho
Intendente y Comandante General del departamento del Orinoco
Jefe Auxiliar del Ejército de Colombia en Perú
Gobernador de la provincia de Barquisimeto (1843 - 1847)


Este prócer desempeña sus funciones con decoro y probidad; su administración se caracterizó por la honestidad y el sentido del progreso en la educación y los servicios públicos. El General de Div. Juan Jacinto Lara se hizo acreedor de varias condecoraciones, entre ellas la honorable venera de la "Orden de los Libertadores de Venezuela" y el escudo "Busto del Libertador", entre otras. Luego de las memorables acciones de Corpahuaico y Ayacucho, el Gral. Antonio José de Sucre asciende a Generales de División a José María Córdoba y a Juan Jacinto Lara Meléndez. Así como también al Teniente Coronel Graduado José Florencio Jiménez lo ascendió a Teniente Coronel Efectivo por su valor y coraje en estas jornadas.


Sucre organiza el ejército y nombra a Lara Intendente y Comandante General de los Departamentos de Arequipa, Cuzco y Ayacucho, y, permanece Lara en el Perú todo el año de 1825 al mando de una división de colombianos. Poco después, un acontecimiento vendrá a perturbar la tranquilidad reinante. Este acto desagradable es capitaneado por el Comandante José Bustamante, Jefe del Estado Mayor de la división; éste faccioso engaña a las tropas con infamias en contra de Lara y el Libertador. El 26 de enero de 1827 el Gral. Lara Meléndez fue sorprendido a las tres de la mañana en su casa de la ciudad de Lima, por un grupo de oficiales obstinados en la desobediencia. Lara fue apresado junto a un grupo de leales oficiales que no aceptaron dicha insubordinación y fueron embarcados en el bergantín inglés "Bucher" y conducidos presos a los calabozos de la fortaleza del Callao, donde permanecieron incomunicados y sin alimentos hasta el 30 del mismo mes que fueron nuevamente embarcados y remitidos al puerto de Buenaventura (Colombia) donde el bergantín fondeó el día 9 de febrero.


A éstos oficiales reducidos a prisión se les confiscó gran parte de sus equipajes, algunas monturas, las bestias de silla y todas las armas; al Gra. Lara Meléndez le sustrajo toda la ropa y prendas de valor. Bustamante en persona en complicidad con Cristóbal Armero, cónsul de Colombia en el Perú, tomó 16.000 pesos que Lara conservaba para vida futura. El día 20 de febrero fueron puestos en libertad y más tarde se descubrió que esta sublevación fue promovida por el vicepresidente de la Gran Colombia Francisco de Paula Santander. (Santander fue considerado como el gran traidor del proceso libertador. El Libertador fue también objeto de traiciones por parte de este infame personaje).


Pero Jacinto Lara fiel al Libertador y a Colombia, aunque resentida la salud siguió ejecutando sus deberes con acendrada constancia y patriotismo, y, deja esta tierra de mortales para ceñirse los lauros de la inmortalidad el 25 de febrero de 1859. Los restos inmortales del Ilustre Prócer de la independencia (y héroe epónimo de nuestro estado) Gral. Juan Jacinto Lara permanece en el Panteón Nacional en la ciudad de Caracas en compañía de los grandes de la libertad.


Historia


El nombre del estado fue designado a partir del 29 de agosto de 1881 en honor al General Jacinto Lara, quien lucho en las filas del ejercito de Venezuela en la Guerra de la Independencia. Desde 1811, según decreto dictado por la Asamblea Legislativa, esta entidad federal se denomina Estado Lara en homenaje al máximo héroe regional, General de División Juan Jacinto Lara Meléndez. El Estado Lara esta formado por nueve municipios, estos son: Iribarren, Torres, Palavecino, Morán, Jiménez, Crespo, Andrés Eloy Blanco, Urdaneta y Simon Planas.


La superficie oficial y recorrida del Estado es de 19.800 km2 y sus principales núcleos urbanos son: Barquisimeto, Carora, Cabudare, El Tocuyo, Quibor, Duaca, Sanare y Siquisique. El Estado Lara puede considerarse una gran altiplanicie o bien punto de partida de diversos sistemas montañoso. Las elevaciones son numerosas y le dan aspecto de una intrincada red de enormes cerros. Estos son: El Sistema Andino, el Sistema Coriano o Falconiano y el Sistema de la Costa. Por sus características agroecológicas combinadas con una ubicación privilegiada, el Estado Lara presenta condiciones excepcionales para convertirse en el centro de explotaciones de rubros agrícolas más importantes del país.

1 comentario:

Ramona Rivas Q. dijo...

Los felicito, deben mejorar la redacción de la introducción. me imagino que les falta información, y los nombres de uds.?